El sedimento cultural mexicano

"El sedimento cultural mexicano", Estudios políticos, cuarta época, número 20, enero-abril de 1999, pp. 11-31, FCPS-UNAM, México, 1999.

Extractos

Cuadro 1

TEMAS DE VARIABLES

CON DIVISIÓN NACIONAL O CULTURAL

Y LINEA DIVISORIA

POR NUMERO DE VARIABLE, EN ORDEN ASCENDENTE

NUM.

VARIABLE

TEMA

DIVISIÓN

NACIONAL

LINEA

DIVISORIA

1

21

ASOCIACIONES

NO

 

2

68

TRABAJO/DINERO

SI

ANGLOS/LATINOS

3

76

TRABAJO/SOCIEDAD

SI

MEXICO/OTROS

4

79

TRABAJO/LOGROS

SI

MEXICO/OTROS

5

92

TIEMPO LIBRE/SOCIEDAD

NO

 

6

98

SATISFACCION CON TRABAJO

SI

ANGLOS/LATINOS

7

99

SATISFACCION CON INGRESOS

SI

EUA/OTROS

8

102

PROPIEDAD PRIVADA

SI

MEXICO/OTROS

9

103

OBRAR POR CONVICCIÓN

SI

ANGLOS/LATINOS

10

195

MATRIMONIO/DINERO

SI

EUA/OTROS

11

227

INDEPENDENCIA

SI

ANGLOS/LATINOS

12

228

TRABAJO DURO

SI

EUA/OTROS

13

230

RESPONSABILIDAD

SI

MEXICO/OTROS

14

233

TOLERANCIA

SI

MEXICO/OTROS

15

239

GENEROSIDAD

SI

MEXICO/OTROS

16

240

OBEDIENCIA

SI

MEXICO/OTROS

17

244

INTERÉS EN POLÍTICA

SI

QUEBEC/OTROS

18

245

FIRMAR PETICIONES

SI

MEXICO/OTROS

19

247

PARTICIPAR EN MANIFESTACIONES

NO

 

20

252

LIBERTAD

SI

ANGLOS/LATINOS

21

262

RESPETO POR AUTORIDAD

SI

MEXICO/OTROS

22

304

ORGULLO NACIONAL

SI

ANGLOS/LATINOS

23

309

CONFIANZA EN LEYES

SI

MEXICO/OTROS

24

310

CONFIANZA EN PRENSA

SI

MEXICO/OTROS

25

312

CONFIANZA EN POLICÍA

SI

MEXICO/OTROS

26

313

CONFIANZA EN LEGISLADORES

SI

MEXICO/OTROS

27

314

CONFIANZA EN BUROCRACIA

SI

MEXICO/OTROS

Fuente: Iván Zavala, Valores distantes, mimeo, 1997, p. 363.

---------------------------

Con más de la mitad de los valores como particularmente mexicanos, México resulta ser el país con identidad valorativa más sólida. Este resultado, que puede ser parecer sorprendente a muchos, debe ser interpretado con la mayor precisión posible. Después de todo, esta inferencia se basa en menos de la décima parte del cuestionario de Encuesta Mundial de Valores 1982-1983. La interpretación exacta de este resultado es la siguiente: tomando en cuenta las 27 variables consideradas en este libro, los mexicanos forman el grupo más compacto de las cuatro culturas. De manera todavía más precisa, esto quiere decir que, de las cuatro zonas culturales cuya demarcación estoy describiendo, la que separa a México de los demás es la que ocupa un mayor espacio valorativo[1].


[1] Ibid., p. 367.

------------------

Cinco de las nueve (56 por ciento) variables que hay en este cuadro trazan la línea divisoria valorativa entre México y los otros dos países y las otras tres culturas de América del Norte.

 El cuadro 3, obtenido mediante procedimientos distintos a los usados para construir el cuadro 1, muestra exactamente lo mismo: México es el país con valores más sólidos, con identidad cultural más sedimentada. El análisis factorial confirma, así, los resultados de los análisis tabulares y de las regresiones logísticas realizadas en otro trabajo.

------------------------------

En América del Norte, la tendencia a obrar por convicción es mayor en los países o culturas con alta desconfianza política, que en los que hay confianza. Obsérvese que el coeficiente es negativo. Esto pudiera parecer paradójico, incoherente o contradictorio. Vistas las cosas más de cerca, la relación resulta muy clara. El cuadro 1 muestra que esta variable separa a los latinos (Canadá francoparlante y México) de los anglosajones (Canadá angloparlante y Estados Unidos). El cuadro 5 precisa que los mexicanos valoran más las acciones por convicción que los canadienses francoparlantes. Obsérvese que la probabilidad de la hipótesis nula de la variable "Canadá Francoparlante/México” es cero, que su coeficiente de correlación parcial es el mál alto y positivo (.0877), y que indica que los mexicanos obedecen más por convicción que los canadienses francoparlantes. Combinados ambos cuadros, resulta claro que obrar por convicción también define la singularidad mexicana. Por lo tanto, en América del Norte el país más desconfiado es, de hecho, el que valora más la coherencia entre el pensamiento y la acción.

--------------------------

 Antes de proponer algunas conclusiones, quisiera precisar lo que no debe concluirse de este artículo, principalmente sobre la valoración de los valores. Aquí sólo he demostrado que el bloque valorativo mexicano es el más fuerte en América del Norte, no que es el mejor, ni, desde luego, que es el peor. En un trabajo científico como quiere ser este artículo, no importa la opinión del investigador. Sin embargo, para evitar cualquier confusión, quiero precisar que, según mis valores, el bloque cultural de mi país tiene aspectos positivos (por ejemplo, generosidad y menor individualismo relativo) y aspectos negativos (por ejemplo, servilismo y desconfianza). Pero esta valoración es obviamente subjetiva, y no se deriva de los resultados de mi investigación.

 Lo que se deriva de ella es, principalmente, que ignorar o subestimar la fuerza del bloque valorativo mexicano ha llevado a cometer, por parte de los grupos dominantes desde que México es independiente y particularmente desde 1982, los siguientes errores:

 Confundir debilidad económica con debilidad cultural. Del hecho innegable de que México es un país económicamente débil, muchos mexicanos (no sólo los tecnócratas en el poder desde 1982, aunque ellos sean los que más han hecho daño) han derivado que también su cultura es débil, y, en particular, que la cultura estadunidense no sólo es más fuerte que la mexicana sino que es la mejor en el Planeta. Por ello, las comparaciones con Estados Unidos son, para muchos mexicanos, las únicas, como si sólo ese país existiera fuera del nuestro, de manera que políticos, periodistas, economistas y hasta ciertos sociólogos reducen sus análisis sobre México a una comparación con Estados Unidos. Por ello, muchos mexicanos, en las tres estructuras sociales, sienten, suponen o piensan que todo lo que viene del Norte es lo mejor, ignorando frecuentemente que la riqueza cultural mexicana es mayor que la estadunidense.

 Trasplantar órganos de organismos diferentes. Desde la pretensión de hacer una república federal en un país incomunicado e inmenso hasta la privatización de empresas públicas, pasando por la reducción del sistema penal a castigos monetarios, los grupos del poder mexicanos han ignorado crasamente, con una culpabilidad que casi todo mundo ha minimizado, que muchas instituciones extranjeras, son, para bien y para mal, extrañas a nuestra cultura y que, por lo tanto, son elementos sin sistema o fuera del suyo, que, tarde o temprano, serán rechazadas, con mayor o menor violencia, como órganos de una especie transplantadas a otra.

 Debilitar la autoestima nacional. Quienes, en el poder en México hace 16 años, suponen que todo lo mejor proviene de Estados Unidos, ignoran la fuerza de la cultura que los ha marcado para siempre, y propician la autodevaluación del pueblo que gobiernan y la suya propia. Al escribir fechas como las escriben allá, al escribir o hablar en bárbaro castellano mal traducido del inglés, al rendir culto a la libre empresa como lo rinden allá, al reducir la complejidad de la realidad social a su expresión económica, y, en general, al buscar la solución de cualquier problema en el vecino del Norte, transmiten el mensaje denigrante de que nada de lo nuestro vale la pena, y de que la nación que gobiernan no tiene remedio, aunque de ella lo hayan recibido todo, para sacarlo casi todo fuera de ella.

-------------------------------