Todito.com Buscador TV Digital Bolsa de Trabajo Subastas Compras ¡Ven a nuestro Ch@t! E-Mail Gratis Postales Horóscopos

Azteca Noticias I Azteca Deportes I Azteca Espectaculos
 


 

 

 

 

 

 

 

 

......................................................

México, D.F., 24 de Febrero de 2000.
La entrevista con Sarmiento  
Zavala Iván

M\'e9xico, D
VERSION ESTENOGRAFICA DE LA ENTREVISTA CONCEDIDA POR IVAN ZAVALA, PROFESOR DE LA UNAM Y ASESOR DEL CGH, AL PERIODISTA SERGIO SARMIENTO, CONDUCTOR DEL PROGRAMA "LA ENTREVISTA CON SARMIENTO", DE TV AZTECA.



SERGIO SARMIENTO: Hola amigos, qué tal, sean ustedes bienvenidos a La Entrevista. Hoy se encuentra con nosotros Iván Zavala, quien es profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México y asesor del Consejo General de Huelga. Iván Zavala Echavarría nació en 1947 en El Dorado, Sinaloa, tiene dos doctorados en Sociología en la Sorbona de París. Iván Zavala es profesor e investigador de tiempo completo de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM, es también asesor del Consejo General de Huelga, el CGH, desde finales de noviembre de 1999.

Profesor Zavala, gracias por estar con nosotros aquí en La Entrevista.

IVAN ZAVALA: Gracias por invitarme.

SERGIO SARMIENTO: El conflicto de la Universidad Nacional ha generado una gran polarización de la sociedad, usted ha venido asesorando al Consejo General de Huelga, ¿cuál es la posición de usted en este momento, cuáles son las posibilidades de solución?, porque aunque se ha regresado a clases está claro que el conflicto no ha terminado.

IVAN ZAVALA: En primer lugar, estoy de acuerdo con usted en que el conflicto no ha terminado, la entrada de la policía no solamente no solucionó, sino agravó, el problema. En seguida, si usted quiere, le puedo dar mis razones por las que pienso que la entrada de la policía no solamente no solucionó, sino agravó, el problema. Todos los que hablamos, todos los asesores que opinamos, por escrito, ante las cámaras, lo primero que aclaramos, señor Sarmiento, es que no hablamos a nombre del CGH, son opiniones estrictamente personales, en mi caso son solidarias con el Consejo General de Huelga.

El Consejo General de Huelga no ha desaparecido, la lucha por una nueva Universidad no ha desaparecido, la entrada de la policía el 6 de febrero resolvió quizá el problema de que la Universidad estuviera cerrada, pero creó problemas que no estaban antes y que son más graves. En seguida, si usted me permite, digo por qué son más graves que incluso los que había por el hecho de que la Universidad estuviera en huelga.

SERGIO SARMIENTO: Profesor Zavala, el hecho de que la Universidad esté en clases, esté con actividades, ¿no de alguna forma fortalece la lucha por esta Universidad nueva que ustedes han planteado?

IVAN ZAVALA: No. Si la Universidad se hubiera abierto de manera pacífica y después del diálogo que el Rector y su comisión, como este canal pudo atestiguar en cuatro ocasiones, cuando dejaron ellos, los trece comisionados del Rector, literalmente con la boca hablando a los estudiantes, y se hubiera solucionado a través de ese diálogo, evidentemente que el hecho de que la Universidad estuviera, o esté, abierta facilitaría la solución del conflicto universitario.

Como la Universidad fue reabierta de una manera violenta, yo sé que usted lo sabe muy bien, pero quizá no todos los televidentes lo tengan claro, no quiere decir sangrienta, violenta es, según cualquiera que consulte un buen diccionario, la violencia es algo, es una manera de hacer que un ser humano haga una cosa contra su voluntad.

La Policía Federal Preventiva lo que hizo el 6 de febrero fue hacer que contra nuestra voluntad los que estabamos en ese momento en el Auditorio Che Guevara, o Justo Sierra, saliéramos violentamente y violentamente estuviéramos en prisión, algunos, como en mi caso, en dos ocasiones, y otros en un caso, pero que todavía siguen, como usted sabe mejor que yo, 162 de ellos en prisión.

Entonces si la Universidad hubiera sido reabierta de manera pacífica, a consecuencia del diálogo, que por cierto estaba a punto de empezar de veras, cuando el Rector y sus comisionados lo interrumpieron, yo sé que usted piensa diferente, yo soy un lector suyo y lo podemos...

SERGIO SARMIENTO: Yo lo estoy entrevistando a usted, no me estoy entrevistando a mí mismo.

IVAN ZAVALA: No, pero además yo vengo en ese plan, de hecho me atrajo mucho la idea de discutir con usted, al revés, en México lo que hace falta es discutir precisamente, quiero decir que sé que usted no piensa así, pero yo le doy mis razones. Ellos, estoy convencido, lo podemos ver aquí en esta entrevista, o en otra ocasión si usted quisiera, fueron ellos los que interrumpieron un diálogo que estaba a punto, a partir de los acuerdos del 10 de diciembre, de llevar ya a la discusión propiamente hablando de los 6 puntos del pliego petitorio.

Eso hubiera, y lo vengo diciendo, lo vengo sosteniendo, cada vez estoy más convencido, señor Sarmiento, que eso hubiera resuelto el problema de la UNAM, y por cierto hubiera evitado lo que va a empezar ahora, un problema recurrente de huelgas cada año, de estudiantes que no quieren ir a clases. Entonces, no creo que ayude a resolver el problema de la UNAM, que no es solamente la huelga. Yo siempre he dicho, vengo insistiendo hace muchos años, y lo vengo diciendo hace exactamente un año, la huelga fue una consecuencia de la acumulación de muchos problemas de la UNAM, no fue un problema, es decir, la huelga no es el problema, sino la huelga tuvo que estallar porque en ellas se expresaban inconformidades, agravios y reclamos contra las autoridades, que venían incubándose después de muchos años.

Déjeme rápidamente hacerle una observación, las clases no están normalizadas, señor Sarmiento, hay algunas facultades donde aparentemente están yendo la mayoría de los alumnos, y hasta donde yo sé, usted me corregirá, usted tiene reporteros que yo no tengo, pero hasta donde yo sé ninguna facultad, hasta hoy 21, ha reempezado clases regularmente.

Yo le puedo informar que en la Facultad donde yo trabajo, Ciencias Políticas, no ha habido ninguna clase, que el propio Consejo Técnico, o sea, la autoridad de la Facultad, ahí hay una dirección interina, porque la directora anterior acabó el 31 de enero, el propio Consejo Técnico acordó que se iban a empezar a regularizar la semana que entra, y así dice el acuerdo del Consejo Técnico, "empezar a regularizar".

En la Facultad de Ciencias, como usted sabe también, hay asambleas todos los días y todo el día, no ha habido, hasta donde yo sé, en Ciencias una sola clase impartida. Está abierta, digamos, física y legalmente la Universidad, pero no está de ninguna manera regularizada la actividad académica de la UNAM.

SERGIO SARMIENTO: ¿Cuál es la nueva Universidad a la que usted hacía mención, esta nueva universidad que quiere el Consejo?

IVAN ZAVALA: Le agradezco mucho la pregunta ésta, porque vengo luchando por ella no desde el 13 de febrero, cuando me levanté contra Barnés, del año pasado, sino hace casi 20 años, señor Sarmiento. La Universidad por la que he venido luchando es una Universidad como en cualquier país del mundo, donde lo que importa es enseñar, investigar, y en el caso nuestro, que es un caso especial, como usted sabe, también difundir la cultura.

La Universidad por la que yo he venido luchando es una Universidad donde lo que se estimule sea el trabajo académico, es decir, la aptitud, la vocación, para enseñar y para investigar con excelencia. Yo no tengo miedo a la palabra excelencia, lo he dicho en el CGH, es decir, no lo digo aquí, no solamente aquí, quiero decir, sino lo vengo a los estudiantes que me quieren oír y en una organización de profesores donde yo estuve hasta que ya no vi que podía hacer mucho ahí, que se llama AUA, Asamblea Universitaria Académica, que apoyaba, y que apoya al CGH, en esas dos partes he dicho, lo he escrito durante por lo menos 19 años, que la Universidad por la que yo lucho es una Universidad auténticamente académica, pero, aquí es mi diferencia con Barnés y con el actual gobierno federal, una Universidad cuya función única, aunque sea una de ellas, pero cuya función única no sea simplemente el proporcionar mano de obra más o menos calificada para el aparato productivo, independientemente de si es globalizado, como ustedes dicen, o mundializado como yo prefiero decir en buen castellano.

SERGIO SARMIENTO: Es más correcto en español mundializado.

IVAN ZAVALA: Me da mucho gusto que lo diga, y ojalá que los oyentes lo tomaran en cuenta, es mejor castellano.

SERGIO SARMIENTO: Usted dice que no le tiene miedo a la excelencia, pero que no quiere una Universidad que nada más genere cuadros para las empresas mundializadas, por decirle de alguna manera, ¿no debe la Universidad tener en mente el mercado de trabajo para que haya oportunidades de trabajo para los graduados de esta institución?

IVAN ZAVALA: Por supuesto que sí, señor Sarmiento, por eso ahorita aclaré que a lo que yo me opongo es a que la Universidad tenga como única función la creación de mano de obra técnica, o calificada, según prefiera llamarlo usted, con un galicismo, que para el caso es lo mismo. No, yo lo que digo es que evidentemente la Universidad debe proporcionar no solamente mano de obra calificada o técnicos calificados o profesionales calificados de la más alta calidad, yo le repito que mucho en la excelencia, yo creo que en la vida todo hay que hacerlo de manera excelente, como una entrevista, por ejemplo, en televisión, y que es culpa, o le debemos al doctor Carpizo el de haber maldecido la palabra excelencia, como le debemos al expresidente Salinas haber maldecido la palabra solidaridad. Yo creo mucho en ambas palabras, la palabra solidaridad y la palabra excelencia.

Yo lo que digo es que además de producir profesionales técnicos excelentes para un aparato productivo que funcione excelentemente, para mí un aparato productivo excelente quiere decir al mismo tiempo eficiente y justo, las dos cosas. Además de eso, también la Universidad, como es más común en Europa que en Estados Unidos, por ejemplo, debe producir o debe ser lugar, o debe ser espacio, para que personas, por ejemplo, hablo de mi caso, pero somos muchísimos más, en cierto sentido su caso por cierto también, en cierto sentido, que más que estudiar una carrera para ingresar al mercado de trabajo, estudiemos una carrera, o dos, o tres, como en mi caso, para cumplir una vocación, en el caso mío la vocación de buscar lo que yo entiendo que es la verdad, o lo que me parece la verdad, y transmitir lo que me parece que es la verdad a través fundamentalmente de la enseñanza y la investigación y de la cultura. Eso es lo quiero decir.

SERGIO SARMIENTO: Hay algo aquí que no entiendo claramente, usted está hablando de excelencia, el doctor Barnés hablaba de excelencia, el doctor Carpizo hablaba de excelencia, todo mundo parece que tiene la conciencia de que tiene que haber un nivel de excelencia dentro de la Universidad Nacional. Estamos de acuerdo en que no se trata nada más de formar técnicos que hagan trabajo de robots, yo estudié filosofía y siempre me he dedicado al periodismo, usted estudió Ciencias Políticas y lo que busca es la verdad. ¿Por qué era incongruente esta búsqueda de la excelencia con, por ejemplo, tener exámenes, evaluaciones externas, a través del Ceneval, tener el pase automático, y tener cuotas razonables para aquellos alumnos que pudieran pagar?

IVAN ZAVALA: Permítame primero, voy a contestar con mucho gusto su pregunta, pero permítame primero hacerle observar que desde Guillermo Soberón, es decir, desde el 1o. de diciembre de 1980, hasta la fecha, yo incluyo hasta la fecha, incluyo los nombramientos que ayer me enteré que hizo el Rector Juan Ramón de la Fuente, ningún rector de la UNAM, señor Sarmiento, me hago responsable de lo que digo, sé que es muy grave, lo he probado, tengo documentos, aquí traigo algunos, le puedo dar mucho más, con datos de la propia UNAM, ningún rector de la UNAM, desde Guillermo Soberón, ha estimulado la excelencia académica.

Han estimulado en primer lugar los servicios políticos, yo tengo dos indicadores, soy sociólogo y mi especialidad es la aplicación de la estadística y la sociología, creo mucho en los datos, creo mucho en los números. Le voy a dar dos indicadores. Uno, el salario de los profesores como en el caso mío, profesor de tiempo completo, ha bajado por lo menos en 50 por ciento en términos reales, desde que yo soy profesor, desde enero de 75 hasta la fecha, el de los profesores, es decir, de aquéllos cuyo trabajo, cuya labor real en la Universidad debe ser lo que debe ser en cualquier universidad, o sea, enseñar e investigar.

En cambio el salario, ese trabajo nuestro, el académico, el que debe ser excelentemente retribuido porque se supone que es excelentemente hecho, ese trabajo académico ha disminuido en términos reales, por lo menos, es un cálculo conservador, lo podemos verificar con economistas quizás mejores que yo, para ver si es exacto o no. Yo, de hecho estoy calculándolo muy por debajo...

SERGIO SARMIENTO: ¿En 50 por ciento se ha deteriorado el salario de los académicos?

IVAN ZAVALA: Por lo menos.

SERGIO SARMIENTO: Por lo menos.

IVAN ZAVALA: De los académicos, en términos reales, a pesos constantes de 75, al último que yo tuve, que fue la quincena que yo cobré ayer, o antier. En cambio, el salario de los funcionarios, o sea de personas como el rector, como los directores, que en teoría son académicos, o en letra son académicos, la mayor parte de los cuales no lo son, y yo puedo dar nombres, pero generalmente trato de nunca personalizar lo que digo, porque es un problema colectivo y no solamente es de ellos, es aumentado en por lo menos 300 por ciento, en términos constantes, yo no sé si hasta ahora, pero lo último que supe, que fue el sueldo de director de la Facultad mía, que yo lo tengo, porque un trabajador me pasó su hoja de impuestos.

Entonces, así no se estimula el trabajo académico, así no se estimula la excelencia académica, se estimulan los servicios políticos, que para mi escala de valores son serviles, porque no solamente son servicios, sino que son, una manera, en mi opinión, indigna para un profesor universitario.

Encaminémonos a otra pregunta, pero rápidamente quiero decir pues que ni Soberón, desde Soberón, todos los rectores incluidos, o sea Soberón, Rivero Serrano, Carpizo, Sarukhán, Barnés y ahora De la Fuente vamos a ver, pero por lo que acabamos de ver en los nombramientos parece que va a ser lo mismo, han estimulado para los profesores y las profesoras un trabajo burocrático, una carrera burocrática, una carrera que yo llamo buropolítica en la Universidad, buropolítica, de burocracia y política de servicios políticos, no académica.

Yo no estoy de acuerdo, perdóneme, no sé si lo hizo por halagarme, no, no me halaga comparándome con estos rectores actuales. Yo pienso que ellos son los culpables del problema que estalló o que hizo que estallara.

SERGIO SARMIENTO: ¿El problema es de sueldos, el problema es que los funcionarios ganan mucho y los profesores ganan poco?

IVAN ZAVALA: No, le decía yo, señor Sarmiento, que le voy a dar varios indicadores de cómo los rectores de la UNAM, desde 81 a la fecha, no estimulan la excelencia académica, sino los servicios políticos. Uno, el primero que le doy, es que se ha disminuido por lo menos a la mitad el salario del trabajo académico, que es enseñar e investigar, y el otro es que se ha aumentado exageradamente la parte del salario que tienen estas personas por ser funcionarios universitarios.

El segundo es la ausencia casi total de recursos para el trabajo académico. El día que usted quiera, invito a sus cámaras para que vean mi cubículo en la UNAM ahora que está abierto. Usted, por lo que he leído, usted se formó creo que en Montreal, o en alguna parte de Canadá.

SERGIO SARMIENTO: Prepa 8 y después en la Universidad en Toronto, sí.

IVAN ZAVALA: Yo pensé que era en Montreal, porque leí citas en francés, pero en fin, en Toronto, con mayor razón, porque en esto, Canadá francés, o Canadá inglés, lo que voy a decir es lo siguiente. Usted sabe cuáles son las condiciones de un trabajador canadiense inglés, de Canadá inglés. Usted sabe que un cubículo es un real espacio de trabajo, es decir, ahí hay espacio para libros, hay computadoras, hay teléfonos, hay fax, hay lo equivalente a secretarias, que allá no las usan tanto como aquí.

Esto no hay nada, nada de esto hay, así dije.

SERGIO SARMIENTO: En los cubículos.

IVAN ZAVALA: Nada de esto hay en la UNAM para aquellos cuyo trabajo fundamental, como yo, pero somos mucho más, somos, calculo yo, unos 3 mil o 4 mil profesores de tiempo completo, investigadores de tiempo completo en la UNAM. Siempre que me preguntan eso, yo digo simplemente: los invito un día a ver mi cubículo. Tengo un cubiculito de 3 por 4, que comparto con otros dos profesores, señor Sarmiento. Es decir, tenemos tres profesores de tiempo completo un cubículo de 3 metros por 4 metros, donde no hay lugar para poner libros, mucho menos para todos los libros que requiere un profesor supuestamente excelente, supuestamente de alta calidad académica, que enseña en la mejor, o en la que era, en la que yo espero que algún día volverá a ser la mejor universidad de América Latina.

No hay teléfonos, no hay computadoras, por supuesto es un sueño. No hay facilidades de comunicación con otras universidades, no hay nada. Entonces, el primer indicador de que la Universidad ha estimulado los servicios políticos, no los servicios académicos, es no solamente la definición, sino el actual nivel. Yo gano 5 mil pesos quincenales, señor, y esto ganamos, no me quejo, quiero decir...

SERGIO SARMIENTO: ¿Cuántos años lleva como maestro?

IVAN ZAVALA: Yo llevo de maestro 23 años y soy el único profesor de la Facultad que tiene dos doctorados, soy probablemente esto que lo verifiquen las autoridades, ellos tienen fichas de todos nosotrosprobablemente el único profesor de la UNAM que tiene un doctorado normal y un doctorado equivalente a doctorado de Estado, hasta donde yo sé, por lo menos, y gano 5 mil pesos quincenales.

Entonces esa es la miseria de los salarios, en la ausencia de recursos para el trabajo. Yo he escrito y, repito, cuando yo regrese de este pequeño viaje, que es para explicar en Estados Unidos y Canadá lo que está pasando, lo que pasó el día 6, lo invito, es en serio y ojalá que atienda mi invitación.

SERGIO SARMIENTO: Sí y le aceptaré la invitación además.

IVAN ZAVALA: Me da mucho gusto, para que vea mi cubículo, para que vea las condiciones en que trabajamos la mayor parte de los profesores de la UNAM. El segundo indicador de que los últimos rectores han estimulado los servicios políticos, no la excelencia académica, es la absoluta, o casi absoluta, falta de recursos para el trabajo académico que tenemos los profesores.

El tercer indicador es que así como la Universidad no pone a disposición de los profesores los recursos de espacio, de lugar, los instrumentos para el trabajo de enseñar; así tampoco pone a disposición de los alumnos los espacios, los recursos y los instrumentos del trabajo, que es un trabajo de aprender.

Yo también lo invito, en esta visita que ojalá que me haga favor de aceptar, lo voy a llevar a mi laboratorio de computación, yo enseño estadística. Luché 8 años, contra dos directores, porque hubiera computadoras para enseñar estadística. Yo tengo cartas, se las puedo enseñar, cartas de los dos últimos directores de la Facultad. Primero me decían que era una cosa rara, algún director llegó a decirme que yo estaba demasiado influenciado por los Estados Unidos, esto es textual y esto va a salir al aire, por eso me importaba tanto esta entrevista con usted.

Las condiciones de esa sala, de ese laboratorio, para trabajar son incluso físicamente peligrosas. No estoy bromeando, ni estoy exagerando, usted lo va a ver, si es que no lo quitan, cuando vean la entrevista, de aquí a entonces. Hay una manera, están distribuidos los escritorios de los alumnos, con computadoras, quedaban de los dos lados, y la cambiaron por razones, ¿ya va un corte, verdad?

SERGIO SARMIENTO: Vamos, pero...

IVAN ZAVALA: Pero acabo rápido. De manera que los alumnos ven hacia la pared. Entonces, quedó todo el espacio del salón vacío, pero como había estos conectores eléctricos, que son de acero y que están pegados al suelo con cemento, no los quitaron. De tal manera, que para el profesor que anda en el salón, yo me dí un golpe fuerte en la pierna un día porque me topé con esos fierros. Además es muy difícil, hay que andar casi saltando encima de estos instrumentos. Y as entiendo que hay un corte enseguidale puedo dar muchos ejemplos más, que yo puedo probar, de otros indicadores de cómo estos rectores que decían luchar por la excelencia, en realidad combatían la excelencia y de hecho eran obstáculos para la excelencia académica.

SERGIO SARMIENTO: ¿De dónde surge esta idea de que el Consejo General de Huelga estaba dominado por los ultras, quiénes son los ultras?

IVAN ZAVALA: Esta fue una invención del diario La Jornada, en particular fue invención de Herman Bellinghausen, que hacia la tercera semana de la huelga, esto también está publicado, usted lo puede ver leyendo las crónicas de Herman Bellinghausen, empezó a calificar de "ultras" a todos los estudiantes del CGH que no eran del PRD, o que no seguían las líneas del PRD, o que no querían terminar la huelga inmediatamente, que fue la línea del PRD.

Yo escribí, yo soy fundador de La Jornada, pues salgo de una casa que fue mi casa, de la que me han expulsado, sin decírmelo, boicoteándome y calumniándome constantemente, y yo, cuando empezó este problema, cuando Barnés anunció el 11 de febrero el aumento de cuotas, luché mucho, casi cada artículo que mandaba era pelearme con todo mundo, pelearme en el sentido de hacerles ver que era importante sacarlo, con la directora y con otras personas, o sea, ninguno de los 11 artículos que logré publicar entre el 13 de febrero y el 6 de junio, ninguno fue fácil, excepto uno, que es el único en que menciono favorablemente al PRD, en el poco tiempo que el PRD apoyó al movimiento estudiantil, que fue más o menos entre la segunda y la cuarta semana, ya empezada la huelga.

Para La Jornada, o para quienes inventaron este mote de los ultras, le repito, cualquier lector atento, usted lo puede ver, los ultras empezaron a ser todos los estudiantes de cualquier escuela, de cualquier Consejo de Huelga, de cualquier escuela, que luego votaban en el CGH, eran los que no seguían la línea del PRD. Esto lo puedo demostrar, hay muchísimos ejemplos.

Con esto yo no estoy queriendo decir que todo lo que hizo el CGH fue perfecto, no, ellos saben perfectamente bien lo que yo les critico. Yo siempre he dicho que los trapos sucios se lavan en casa, y ellos lo saben mejor que nadie, los estudiantes. Pero lo que yo he venido diciendo, lo que he probado, lo que he escrito, puedo, el día que usted otra vez me dé oportunidad, ejemplificarlo con muchos casos, que los llamados ultra, por ejemplo, en mi caso, que me han acusado hasta de "padre espiritual de la ultra", simplemente hemos sido los que nos hemos negado a seguir la línea del PRD o de cualquier otro partido político.

SERGIO SARMIENTO: ¿Por qué negarse a actuar de conformidad con un partido, el PRD, que apoyó el paro en su momento y que ahora se ha volcado en apoyo al Consejo General de Huelga?

IVAN ZAVALA: Bueno, yo le recuerdo, señor Sarmiento, que el PRD no solamente no apoyó el paro, sino que ni siquiera apoyó la lucha contra las cuotas. Yo le recuerdo a usted, por ejemplo, que el 12 de febrero, o sea al día siguiente del anuncio de las cuotas, el editorial oficial de La Jornada, con un título muy sugestivo, que era "Las cuotas necesarias", aprobó el aumento de cuotas.

Yo recuerdo que el actual, el recién nombrado Coordinador de Investigaciones Científicas, René Drucker, escribió en La Jornada, y escribió en el suplemento de La Jornada, que estaba de acuerdo con las cuotas. Le recuerdo que Sergio Zermeño, que es un distinguido perredista, también estuvo a favor de las cuotas. Y le recuerdo además a usted, señor Sarmiento, que el PRD, y La Jornada en particular, no apoyaron la huelga hasta que no pudieron pararla.

Todas las asambleas de estudiantes que hubo hasta el 20 de abril, hasta antes del 20 de abril, o sea el día en que empezó la huelga, en todas esas los estudiantes del PRD se oponían a la huelga. El PRD, cuando ya empezó la huelga, cuando ya vieron que por muchas razones era claro que los estudiantes se oponían a las cuotas, por lo menos en aquella versión, de aquel tiempo, y además la huelga ya había empezado, entonces el PRD, por eso digo que más o menos duró el apoyo del PRD dos semanas, no más. Más o menos de la segunda a la cuarta semana de la huelga, simplemente se montó a la huelga.

Y de hecho empezó no solamente a salirse de la huelga, sino a combatir a todos los que o estudiantes, o como en mi caso, profesores que los apoyábamos, empezó a combatirlos de una manera inmoral, calumniándolos constantemente.

SERGIO SARMIENTO: Profesor Iván Zavala, de la Universidad Nacional Autónoma de México, asesor del Consejo General de Huelga, quiero agradecerle el haber estado con nosotros, aquí en La Entrevista.

IVAN ZAVALA: Yo le agradezco a usted el haberme invitado, señor Sarmiento.

SERGIO SARMIENTO: A usted, amigo televidente, que hace posible este programa, se lo agradezco también. Eso es todo por hoy, pero no se le olvide, nos vemos la próxima.


--- 0 ---

Regresar...

Protagonistas
 
Ay Caramba
Cine
El Príncipe del Rap
Estudio 7
Insomnia
La Niñera
Los Años Maravillosos
Los Locos Adams
Ley Marcial
Más Allá de la Imaginación
Mr. Bean
Mejores Amigos
Picante y Caliente
Que Cotorreo
Salvados por la Campana
Sclub7
Te Caché
TKE
 
Entrevista con Sarmiento
 
Clásicos Infantiles
Disney Club
Esca Flowne
Estudio 7 Kids
Héroes al Rescate
Las Aventuras de Bart
Las Aventuras de St.Tail
Las Guerreras Mágicas
Los Simpson
Sailor Moon
Super Campeones

TV AZTECA 2000 D.R. ©
Telenovelas TVAzteca bolsa contactanos mapa chat prensa anunciantes inversionistas carta telenovelas nuestro azteca nuestros Cultura tienda